CP Nuestra América
Registrarse
Noticias C.P Nuestra América

Noticias C.P Nuestra América (104)


Movimientos urbanos del continente nos reunimos en San Pablo los días 8, 9 y 10 de Diciembre en el marco de los 20 años del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) de Brasil, con el objetivo de seguir profundizando el camino de la unidad latinoamericana.

Seguimos en pie de lucha en la construcción de un proyecto para las mayorías populares. Entendemos que para que haya libertad verdadera es necesario tener aseguradas las condiciones para una vida digna, en la que se puedan desarrollar todas las capacidades humanas.

Esta libertad que nosotrxs soñamos, el capitalismo la niega, la criminaliza, la destruye en todas las latitudes del mundo. Nos enfrentamos a un nuevo momento de la correlación de fuerzas en nuestro continente, hay una contraofensiva del imperialismo frente a los pueblos de Nuestra América.

En este sentido, la llegada de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a la Argentina fortalece los vínculos de la derecha y el capital internacional. La avanzada económica, política, ideológica, represiva, cultural se manifiesta en el intento por terminar con nuestras libertades y derechos como se vio reflejado a partir del fraude electoral que niega la voluntad popular en Honduras dejando como consecuencia la represión, persecución y asesinato de hermanos y hermanas perpetrado por el régimen.

El capitalismo viene avanzando a pasos agigantados, con sus ciudades mercantilizadas en donde todo funciona en relación al valor del m2, donde se vive un nuevo modelo de despojo y desplazamiento que expulsa a los sectores populares.

Pero el modelo de las ciudades está en disputa. Frente a estas metrópolis expulsivas, los sectores populares construimos el modelo de revolución urbana: ciudades en donde el protagonismo popular sea la solución a los problemas que hoy afrontamos, en donde construyamos vida digna, por el buen vivir, ciudades que contemplen nuevas formas de producción, comercialización, de vivienda, de educación, de cultura, de trabajo. Nos queda por delante el desafío de avanzar rumbo a la integración popular urbana en todo el continente Nuestro Americano.

La lucha por la libertad, es la lucha de los pueblos y debemos encontrar las formas de articularnos y coordinarnos, levantar un proyecto común por el socialismo, el feminismo y las soberanías populares prefigurando prácticas concretas que nos permita oponernos al proyecto del capitalismo, el imperialismo y el patriarcado, el proyecto de los ricos y poderosos en el continente.

No podemos delegar nuestras luchas, debemos ser protagonistas, "la liberación del pueblo será obra de la lucha y la organización del pueblo mismo", por lo tanto, la tarea es encontrarnos, conocernos, articularnos y coordinarnos. Somos las y los desposeídas de las ciudades, los pueblos que se organizan para defender el territorio, las que siguen en pie luchando por la libertad, quienes comenzamos a construir el Frente de Resistencia Urbana por Territorios para la Vida Digna y el Buen Vivir

 

Frente de Resistencia Urbana: Territorios para la Vida Digna y el Buen Vivir.

11 de Diciembre de 2017

Nosotros, movimientos sociales urbanos de América Latina, denunciamos la grave situación por la que pasa Honduras.

 

La coyuntura actual demuestra que el orden capitalista no está dispuesto a aceptar ni mínimamente las garantías de libertades democráticas y derechos históricamente conquistados con mucha lucha.

 

Después del golpe de Estado dado en 2009, que saco abruptamente a Manuel Zelaya del gobierno, las elecciones del último domingo (26) intentaban el restablecimiento de la democracia, pero vuelve a caer sobre el país el peso del autoritarismo. Con los resultados de ventaja para el candidato de la oposición, Salvador Nasralla, la Justicia Electoral detiene el conteo y el recuento recomienza con el candidato oficialista liderando. Hecho que impone al pueblo hondureño la no aceptación de la voluntad popular por parte del actual presidente y candidato a la reelección, Juan Orlando Hernández.

 

En lugar de señalar una salida que apunta a la transparencia en el proceso electoral, el Gobierno ilegítimo hondureño responde con represión, la suspensión del derecho a la libre manifestación y el toque de queda de 10 días para la población. El resultado de la violencia estatal ya es de 3 muertos y decenas de heridos.

 

Tal escenario apunta que es urgente la articulación de los movimientos sociales y de las resistencias en América Latina para enfrentar el nuevo ciclo reaccionario y antidemocrático que avanza sobre la región, tal como se ve en el golpe realizado en Brasil, en la quita de derechos en Argentina, en el intento de mercantilización del sistema de pensiones y en la represión a las resistencias en Chile, en el irrespeto a la paz en Colombia, la no aceptación del gobierno legitimo de Venezuela y tantos otros ejemplos. Es por eso que exigimos el respeto a la voluntad popular y nos solidarizamos con el pueblo hondureño en este momento y sumaremos fuerzas en la lucha para que la barbarie no venza la esperanza de libertad.

 

#NoALaRepresión

#NoAlToqueDeQueda

#PorlaSoberaniaDelPuebloHondureño

 

 

– Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (Brasil)

– Frente Popular Dario Santillan (Argentina)

– Ukamau (Chile)

– Congreso de los Pueblos (Colombia)

 

 

 

PIMAMPIRO TERRITORIO DE PAZ
CONGRESO DE LOS PUEBLOS COLOMBIA  Y CONGRESO DE LOS PUEBLOS CAPÍTULO ECUADOR

 



Desde los caminos de Nuestra América del Sur hacemos un llamado al Encuentro Binacional por la Paz con Dignidad y Justicia Social, para que unamos nuestras luchas contra el modelo extractivista, en defensa de nuestros territorios, por los derechos laborales y por la Paz de nuestros pueblos. Queremos re-unir procesos sociales de Colombia y de Ecuador porque más allá de las fronteras somos un mismo pueblo.

Sábado, 18 Noviembre 2017 00:11

Encuentro continental de resistencias urbanas

Escrito por

Los movimientos sociales del continente seguimos en pie de lucha en la construcción de un proyecto de libertad para las mayorías populares. Entendemos que para que haya libertad verdadera es necesario tener aseguradas las condiciones para una vida digna, en la que se puedan desarrollar todas las capacidades humanas. Esta libertad que nosotros soñamos, el capitalismo la niega, la criminaliza, la destruye en todas las latitudes del mundo.

A 191 años del congreso anfictiónico de Panamá, 100 años de la Revolución Rusa, 50 años del asesinato del Che Guevara y 1 año de la partida física del Comandante Fidel Castro Ruz, representantes de organizaciones populares del Caribe, Mesoamérica y Sudamérica nos encontramos entre los días 10, 11 y 12 de noviembre de 2017 en Panamá para realizar la IV reunión de coordinación continental de ALBA Movimientos.

El Congreso de los Pueblos de Colombia saluda al bravo pueblo Venezolano, que una vez más derrota la violencia y la guerra económica, social y política desatada por el imperio Estado Unidense en contra del legítimo derecho de Venezuela a la autodeterminación y a la soberanía.

La jornada electoral del pasado domingo es solo un vértice de la democracia revolucionaria bolivariana, que resulta medular en medio de la difamación y las inmensas agresiones que ha sufrido el pueblo y el gobierno Venezolano, demostrando que el chavismo y amplios sectores de la población NO ESTÁN DE ACUERDO CON LA VIOLENCIA FASCISTA desatada por la oposición, y por el contrario, apoyan los canales del diálogo y de la política, reconociendo a la Asamblea Constituyente como máximo órgano de representación y participación popular.

La alta participación en la jornada electoral (61.14%) y el triunfo obtenido por el Partido Socialista Unido de Venezuela - PSUV en 18 de las 23 Gobernaciones, son un duro golpe a la derecha venezolana y de la región, rompiendo a fuerza de democracia, la falsa idea de la dictadura y poniendo de frente la fiesta de la participación de un pueblo que resiste y defiende su libertad, rechazando, pese a las dificultades, cualquier intervención extranjera, el uso de la violencia y la guerra económica y mediática como instrumento de desestabilización interna.

Hoy más que nunca el proceso de lucha del pueblo Venezolano nos enseña que es preciso construir el poder popular desde las bases, ser gobierno para defender los intereses de las mayorías, y tener la suficiente entereza y coherencia con la historia para encarar los enemigos de la verdadera democracia y desenmascarar a los que se ocultan tras los discursos prefabricados de las oligarquías.

Desde el Congreso de los Pueblos celebramos y hacemos nuestra las luchas y triunfos de las comunidades organizadas, los sectores populares y el gobierno Venezolano, y manifestamos que estaremos resistiendo y alerta para defender juntas y juntos los territorios que nos unen.



¡¡ POR LA DEMOCRACIA POPULAR EN VENEZUELA!!

¡¡VIVA EL GOBIERNO CHAVISTA Y BOLIVARIANO!!

¡¡POR LA REVOLUCION NUESTROAMERICANA Y BOLIVARIANA!!



CONGRESO DE LOS PUEBLOS




 


Ante los sucesos de público conocimiento ocurridos en las últimas horas en Catalunya, el Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) de Brasil, el Congreso de los Pueblos de Colombia, Ukamau de Chile y el Frente Popular Dario Santillan de Argentina expresamos nuestro apoyo y solidaridad al pueblo de Catalunya que viene sufriendo la represión y persecusion por parte del Partido Popular y el gobierno del Estado Español.

Desde las organizaciones firmantes apoyamos el derecho de autodeterminación de los pueblos y reafirmamos nuestro apoyo al pueblo catalán de celebrar un referéndum que exprese la voluntad popular, es inadmisible que ante la celebración del mismo la respuesta por parte del Estado Español sea la persecución, represión y encarcelamiento.

Abrazamos al bravo pueblo catalán que se está expresando en las calles, gritando nuevamente bien fuerte No Pasaran!, así mismo expresamos nuestro apoyo a aquellas organizaciones que construyen en este marco propuestas de socialismo para los pueblos.

En nuestro carácter anticapitalista, internacionalista y revolucionario hacemos nuestra las palabras del Che “Sean siempre capaces de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia cometida contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario".

No Pasaran!

Por la libertad, la autodeterminación y el socialismo!



MTST-Brasil, Congreso de los pueblos-Colombia, Ukamau-Chile, FPDS-Argentina.

Latinoamerica-Septiembre 2017

Los movimientos sociales y populares del continente celebramos el triunfo democrático y soberano  del pueblo venezolano  y defendemos su derecho a la autodeterminación y a decidir su futuro en dignidad y sin injerencia extranjera; por ello, respetamos, apoyamos y reconocemos la convocatoria a la Asamblea Constituyente liderada por el presidente Nicolás Maduro de acuerdo a lo establecido en el art 348 de la Constitución Bolivariana y respaldamos la victoria contundente del proceso revolucionario en las elecciones del 30 de julio de 2017.


Saludamos la fuerza del  pueblo venezolano que salió una vez más a defender su proyecto revolucionario,  las experiencias de poder popular,  la economía solidaria,  las comunas y el sueño de una sociedad justa. La masiva y pacifica participación en la jornada electoral del 30 de julio de 2017 es una respuesta digna y valiente que  confronta la violencia opositora  y la ofensiva de la derecha nacional e internacional.


Rechazamos la injerencia extranjera y la estrategia desestabilizadora liderada por la oposición venezolana de la mano de la dirigencia fascista regional y global que busca derrocar a través de la guerra económica, política y mediática el gobierno de Nicolás Maduro, elegido democráticamente,  y destruir el proyecto Bolivariano sembrado por el pueblo consciente de Venezuela y por su comandante compañero Hugo Chávez .


Denunciamos la doble moral de los medios de comunicación, de los gobiernos de Estados Unidos, Perú, Costa Rica, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Panamá, España  y de los organismos supranacionales que bajo el manto de la mentira, la falsedad y el discurso  de la  democracia  están  vulnerando sistemáticamente los Derechos  políticos, económicos y sociales de los y las venezolanas, promoviendo, alentando y financiando la guerra interna en nuestro país hermano, de la mano de una oposición, que a través de la violencia y el miedo, pretende retornar al poder sin importarle en nada la vida y felicidad del pueblo venezolano. La democracia  que defiende el poder fascista global y local,  es la misma que acapara los alimentos, bloquea la economía, incendia las calles, asesina y amenaza y niega el derecho al voto de la mayoría del pueblo venezolano. Cada vida perdida, cada derecho vulnerado en Venezuela es su responsabilidad.


Saludamos la actitud verdaderamente democrática y respetuosa de los Derechos Humanos y de la autodeterminación de los pueblos, asumida por los gobiernos de Bolivia, Nicaragua, Rusia, el Salvador y otros pueblos no alineados que reconocen la legitimidad del proceso constituyente Bolivariano.
Reiteramos con nuestros hermanos y hermanas de Venezuela, que los movimientos sociales y populares seguimos caminando por la senda de la transformación y de la resistencia y que el proceso bolivariano es y será un eje fundamental para avanzar en la construcción de una sociedad justa y en paz en el continente, por esto, compartimos el espíritu de la Asamblea constituyente como instrumento de diálogo, hermanamiento, paz y justicia social para el pueblo Venezolano y para toda nuestra América  

– Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (Brasil)

– Frente Popular Dario Santillan (Argentina)

– Ukamau (Chile)

-- Congreso de los Pueblos (Colombia)

 


Desde los movimientos populares que cotidianamente construimos poder popular en los territorios urbanos, rurales, en los sindicatos y lugares de estudio, comprometidos con la transformación social, denunciamos el accionar de la derecha venezolana y ratificamos nuestro apoyo al pueblo venezolano y al gobierno.  


Apoyamos la Constituyente  a realizarse el 30/7, instrumento democrático impulsado  por el gobierno y por el pueblo organizado, como una instancia para lograr la paz y profundizar el proceso revolucionario iniciado en 1999 con el Comandante Chavez, en pos de una Venezuela sin opresores ni oprimidos/as y por una América Latina unida y socialista.

 

La guerra de la derecha venezolana e internacional contra el pueblo y el gobierno se manifiesta en  diferentes dimensiones: la guerra económica que ha  generado desabastecimiento y escasez  de insumos básicos; la violencia directa y fascista, quemando vivos o golpeando hasta la muerte (entre otras formas de violencia extrema) a chavistas y a cualquier “sospechoso” de serlo; generando atentados (usando arsenal tecnológico como el uso de bombas dirigidas a la distancia) contra las Guardias Nacionales Bolivarianas; asesinando a candidatos a componer la ANC; con mecanismos de desinformación y manipulación reproducidos indiscriminadamente por los medios de comunicación globales. El objetivo de la derecha es claramente desestabilizar al gobierno, usando todos los mecanismos a su alcance, en contra del pueblo venezolano y  sin límite ético  

 

Esta violencia agenciada por el paramilitarismo y otros grupos pagados y entrenados por la oposición, con apoyo  del Imperialismo, tiene en la derecha colombiana y latinoamericana, así como en la OEA  y otros organismos, bastiones incondicionales en la estrategia golpista.

 

Por ello denunciamos y repudiamos la injerencia permanente de Estados Unidos, que  nuevamente ha amenazado al gobierno y al pueblo venezolano con un bloqueo económico  si avanza la Asamblea Nacional Constituyente. En esta línea, una intervención militar directa podría ser una opción para el Imperio, medida que generaría una masacre, dado que el pueblo no está dispuesto a entregar sus conquistas sociales y políticas a manos capitalistas. Exigimos respeto a la soberanía Venezolana, solo el pueblo venezolano y su gobierno legítimo, son y serán quienes resistan y superen la crisis, evalúen y  reconozcan los errores cometidos,  avancen en  los cambios necesarios, luchen contra la violencia fascista y restauren la Paz y el camino revolucionario que han venido construyendo y que pese a la arremetida imperial, sigue siendo el horizonte colectivo.


Frente a las  agresiones externas e internas, hacemos llegar nuestra solidaridad internacionalista al pueblo y al gobierno venezolano, y reafirmamos nuestro compromiso con la Revolución Bolivariana. La derecha fascista no pasará!


Por la Victoria Constituyente, Viva el Chavismo Bravío
¡VIVA EL PUEBLO HEROICO VENEZOLANO!
CONGRESO DE LOS PUEBLOS , FPDS, MTST, UKAMAU.

 

Este es el texto de la Declaración final de la Conferencia Mundial de los Pueblos por un Mundo sin Muros hacia la Ciudadanía Universal, que se desarrolló en Tiquipaya, a 400 km de La Paz, 21 y 22 de junio 2017:

    “Los movimientos sociales, y ciudadanos y ciudadanas del mundo, reunidos en Tiquipaya, tras escuchar los testimonios de migrantes y refugiados, y debatir colectivamente desde nuestra memoria histórica y la pluralidad de nuestras identidades, aprobamos la siguiente Declaración, a fin de poner de manifiesto nuestra visión y propuestas ante los Estados y la Comunidad Internacional con relación a la denominada crisis migratoria.

    Los pueblos del mundo somos conscientes de la necesidad de seguir impulsando con mayor fuerza un nuevo orden mundial, cuyas características sean:

    El establecimiento de las relaciones de complementariedad, equidad y solidaridad entre las personas y pueblos; el reconocimiento y universalización del acceso a los servicios básicos como derechos fundamentales, mismos que no pueden ser objeto de lucro y especulación de grupos privados.

    La más amplia participación ciudadana en la elaboración e implementación de las políticas públicas trascendiendo a las oligarquías, dinastías, monarquías y otras formas de jerarquías políticas.

    Una nueva arquitectura financiera internacional, donde no existan organismos multilaterales al servicio del capital transnacional y garantizar la propiedad social de los recursos naturales.

    La convivencia armónica con la Madre Tierra y el respeto de sus derechos; asumiendo que la naturaleza puede vivir sin los seres humanos, pero los seres humanos no podemos vivir al margen de ella, conculcando sus derechos y destruyendo el hábitat.

    La construcción de la paz verdadera, que no solo es la inexistencia de conflictos bélicos, sino también la superación de la violencia estructural que se traduce en el acceso equitativa de la riqueza y las oportunidades de desarrollo.

    Hemos verificado como principales causas de esta crisis los conflictos bélicos e intervenciones militares, el cambio climático y las enormes asimetrías económicas entre los Estados y al interior de ellos. Estas situaciones destructivas tienen su origen en el orden mundial dominante, que en su voracidad desmedida por el lucro y la apropiación de los bienes comunes genera violencia, promueve desigualdades, y destruye a la Madre Tierra. La crisis migratoria es una de las manifestaciones de la crisis integral de la globalización neoliberal.

    La movilidad humana es un derecho arraigado en la igualdad esencial del ser humano. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, no responde a una decisión voluntaria de las personas sino a situaciones de necesidad que llegan a extremos de una migración forzada. Al dolor del desarraigo se suman las situaciones de injusticia, exclusión, discriminación y explotación que sufren las personas en tránsito y en los países receptores que atentan contra su dignidad, sus derechos humanos elementales, y en no pocas ocasiones, contra su propia vida.

    Los discursos hegemónicos, potenciados por las corporaciones mediáticas trasnacionales, promueven una visión negativa de los migrantes, ocultando los aportes que éstos realizan a los países receptores en términos económicos, demográficos y socioculturales. Vemos con preocupación el avance de posiciones neocoloniales, intolerantes y xenofóbicas que atentan contra la cooperación entre los Pueblos y constituyen una verdadera amenaza para la paz mundial. Paradójicamente, estas posiciones se sostienen desde los centros de poder global, principales responsables de la violencia estructural, la inequidad planetaria y el cambio climático, en perjuicio de los acreedores de la deuda social y ambiental: los pobres y los pueblos pobres.

    Es por ello, que desde las bases sociales promovemos el siguiente decálogo de propuestas para derribar los muros que nos dividen y construir una Ciudadanía Universal, que consagre el derecho de todos y todas a tener y gozar en plenitud de los mismos derechos, para el vivir bien de la humanidad.

    1. Superar la perspectiva hegemónica de política migratoria que plantea una gestión de las migraciones de manera “regular, ordenada y segura”, por una visión humanista que permita “acoger, proteger, promover e integrar” a las personas migrantes.

    2. Rechazar la criminalización de la migración que encubre falsos enfoques de seguridad y control. De manera particular exigimos la eliminación de los “centros de detención de migrantes”.

     Exigir la destrucción de muros físicos que separan a los pueblos; muros invisibles legales que persiguen y criminalizan; muros mentales que utilizan el miedo, la discriminación y la xenofobia para separarnos entre hermanos. De igual manera, denunciamos los muros mediáticos que descalifican o estigmatizan a los migrantes, y apostamos por promover la creación de medios alternativos de comunicación.

    3. Crear una Defensoría Mundial de los Pueblos por los Derechos de las personas migrantes, refugiados, asilados, apátridas, víctimas de trata y tráfico, que promueva la libre movilidad y los derechos humanos.

    Solicitamos al pueblo y al gobierno de Bolivia, gestionar la creación de una secretaria de coordinación para efectivizar el cumplimiento de las resoluciones de esta declaración de la Conferencia Mundial de los Pueblos por un Mundo sin Muros hacia la Ciudadanía Universal.

    4. Exigir a los gobiernos la creación y/o fortalecimiento de Ciudadanías Regionales que permitan la movilidad intrarregional y el pleno ejercicio de sus derechos, como puente hacia una ciudadanía universal.

     5. Demandar que los gastos públicos destinados a la guerra y la criminalización de los migrantes, sean utilizados para la creación de programas de integración, que garanticen el ejercicio pleno de los derechos de las personas migrantes y sus familias.

    6. Impulsar políticas locales que permitan ciudades y sociedades integradoras, donde se hagan efectivos en la vida cotidiana de los migrantes los derechos a vivienda, salud, educación, seguridad social, bajo los principios de complementariedad, solidaridad, hermandad y diversidad.

    7. Convocar a todos los gobiernos del mundo a luchar de manera conjunta contra las redes criminales que trafican con seres humanos, y declarar la trata y el tráfico de personas como delito lesa humanidad.

    8. Actualizar, fortalecer y avanzar en el sistema multilateral y sus instrumentos internacionales referidos a migrantes, refugiados y sus familias, en especial:

    a) la “Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y sus familiares”, ya que ésta no ha sido ratificada por ningún país del norte receptor de migrantes;

    b) la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de ACNUR e incorporar nuevas concepciones referentes a desplazados y refugiados climáticos.

    c) Participar activamente en la negociación del Pacto Mundial que se celebrará el 2018 en Naciones Unidas;

    d) Proclamar en la Asamblea General de las Naciones Unidas el Decenio Internacional para un Mundo sin Muros hacia la Ciudadanía Universal.

     9. Superar el enfoque de “fronteras rígidas” por una visión que las entienda como puentes de integración para la unidad entre los pueblos y la acogida de los migrantes, donde la lucha contra el crimen trasnacional organizado se encare en un marco de cooperación entre los Estados.

    Impulsar el vivir bien en los lugares de origen de las personas migrantes, para que la movilidad sea siempre voluntaria y no forzosa como efecto de la pobreza, la violencia y el cambio climático, denunciando el impacto del accionar irresponsable de las empresas trasnacionales, y aplicando sanciones a aquellas que atenten contra la permanencia de las familias en su lugar de origen.

    10. Promover la movilización popular a escala mundial, para que se reconozca en las instancias intra e internacionales el carácter inalienable de los derechos de las personas en movilidad para derribar los bloqueos, intervenciones y muros, que unilateralmente levantan los poderosos para perpetuar la desigualdad y la injusticia social en el mundo.

Página 1 de 8
You are here:

Congreso de los Pueblos:

Somos una organización de caracter político y social que aglutina diversos sectores y actores en la construcción de una propuesta de país para la vida digna y con justicia social en Colombia.

El Congreso en las Redes

social icon  social icon social icon  social icon

 

S5 Box

Login

Register